Esta incertidumbre por ti

Esta Incertidumbre me está quemando, de tan solo no saber  de ti
Me inundan los pensamientos, nobles y malos  al no poderte sentir
Mis sentidos no   aprecian esta realidad simple
Me pierdo en ese instante donde mi mente queda en jaque.
Por más que insisto no puedo  verte
  
Esta incertidumbre me mata
El corazón ni aquieta ni goza
Donde estés y lo que haces quiero saber
Para ahuyentar los demonios  de mi ser
El nudo en la garganta se impacienta
Por favor te imploro,
A mi llamado  inconsciente contesta¡¡
Porque es mucho lo que lloro
Amor de mi alma no te pierdas en la distancia,
Déjame ser feliz por un momento
Que tu voz surja de la nada

Aquieta mi corazón.  ponlo contento.

Entrada de WordPress

Gente que considera familia a sus mascotas

Me gusta la gente que descubre de pronto lo que es tener un perro o un gato. Disfruto cuando caen rendidos a esos nuevos compañeros, a esas mascotas que revolucionan casi sin saber cómo, todo su universo personal.

Amar a los animales es algo que ocurre casi sin darnos cuenta, y ese cambio, ese paso que muchas personas hacen al ser partícipes de un mundo de emociones, juegos, compañías y risas espontáneas, supone reformular nuevos valores y nuevos descubrimientos internos.

Las mascotas son algo más que animales de compañía, entran en nuestros corazones sin preaviso ganándose nuestras sonrisas y los rincones favoritos de nuestro sofá hasta que un día, dejan de ser mascotas para ser familia.

Las personas que entienden y valoran lo que es querer a un animal disponen de una nobleza especial. Su capacidad de ofrecer cariño, cuidados, para ser más paciente y responsable es algo destacable, porque lo queramos o no, todos tenemos mucho que aprender de ellos: de las mascotas.

El modo en que los perros nos integran como miembros de su familia, de su manada, o la capacidad que tiene un gato para enseñarnos su respeto y cariño con sus miradas limpias e inmensas, es algo que lo que todos deberíamos aprender a valorar…

 

https://lamenteesmaravillosa.com/me-gusta-la-gente-considera-familia-mascotas/

 

Anuncios

Ser normal…

SER NORMAL…

Todas las teorías de la personalidad dependen de la definición de la “normalidad“. Desde el punto de vista social esto no es posible, a menos que sea en función de un tiempo y lugar específicos -”esto es lo que las personas suelen hacer en este país “, no es igual a “lo que solían hacer en Siam en 1239″. Los psicólogos pueden utilizar una definición más congruente, aun cuando sea negativa: anormal será quien tenga una lesión mental tan seria que no pueda funcionar en su sociedad. Aun entonces, no puede existir una clara línea divisoria entre lo normal y lo anormal, sino sólo un intento por colocar a alguien en algún punto de la escala, cuyos extremos son lo normal lo anormal.

Lo “normal” cubre una amplia gama, aún desde el punto de vista del funcionamiento de nuestro cuerpo. En su trabajo, basado en las diferencias bioquímicas individuales, R. Williams pudo demostrar grandes variaciones en el tamaño, ubicación y funcionamiento de los órganos internos y de las estructuras nerviosas. Según Williams, los adultos jóvenes, saludables y “normales” pueden tener frecuencias cardíacas que varían de 50 a 105 latidos por minuto, cuando la capacidad “normal” de bombeo del corazón va de 3.15 a 11.9 cuartos por minuto.

Si una glándula tiroides se activa demasiado, la persona bien puede volverse irritable, nerviosa e insomne. Si, por alguna razón, la glándula pierde cierta actividad, la misma persona se vuelve apática e indiferente Cuando la comprobada serie de diferencias bioquímicas se combina con una gran gama de experiencias personales de gran singularidad, resulta casi imposible hallar líneas de referencia “normales” para la conducta humana. Añádanse a esto las influencias culturales y subculturales y se podrá ver qué tan complejas son las definiciones de la normalidad. Por ejemplo, lo que en nuestra cultura podría ser una conducta exageradamente “anormal” -masturbarse en público- es aceptable entre los ashanti del oeste de África.

La congruencia

El hecho de que seamos incongruentes en nuestra conducta, es congruente en si mismo. La mayoría de las personas pueden ser generosas y mezquinas, sociables y tímidas, amigables y hostiles. Sabemos esto de nosotros mismos y, no obstante, a la mayoría nos gusta clasificar a las personas basándonos en alguna característica obvia que creemos predominante.

Alguien que conocemos “siempre” está contento, triste, animado, es gracioso o algo similar. Lo que queremos decir es que es congruente en su conducta hacia nosotros (y, si no lo es, decimos que hoy no parecía estar “de humor” o que “se veía diferente”).

Lo que no sabemos es cómo se comporta con los demás. El infame agente de policía encargado de dirigir el tráfico -quien nunca tiene una buena palabra para nadie- bien puede ser un bromista en el bar, un samaritano en el club juvenil de la localidad y un intelectual entré los miembros de su club de ajedrez. También existe muy poca congruencia de una situación a otra. En condiciones diferentes nos comportamos como si fuéramos otra persona.

Inversión y educación, binomio necesario

Este puede ser el ábrete sésamo para los inversionistas interesados en un mercado con ganancias garantizadas y en el futuro de nuestra humanidad.

La iniciativa internacional “Education for All” (EFA), o “Educación para Todos”, liderada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ofrece una oportunidad de inversión que solo se da una vez por generación. Cada dólar invertido en educación genera entre $10 y $15 dólares en retornos económicos, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La educación global es un mercado de entre $4.5 y $5.1 billones de dólares, que en su tendencia actual alcanzaría entre $5.9 y 7.8 billones para 2017. Representa una tasa de crecimiento anual compuesto de entre 7% y 9%, registrándose el mayor crecimiento en los segmentos e-educación (a través de internet) y educación privada, así como en la región de mercados…

Ver la entrada original 1.086 palabras más

NADIE SUFRE POR AMOR


Es absolutamente imposible sufrir por amor, se sufre por carencias y heridas emocionales de la infancia.


Muchos creen que están viviendo “el amor de su vida” porque se sacrifican y dejan de lado sus vidas.
 
 El amor es vitamina F=Felicidad; es estimulo, estar bien, entusiastas, progresar, ser creativos, vivir en paz.
 
Decir que se sufre por amor es una contradicción total, no se sufre por ser feliz.
 
Si estas en una relación y no te dan el amor que quieres, debes comenzar a buscar una solución, pero no en el otro, sino dentro de ti.  ………. >>>>>>>>>>

Amar o Estar Enamorado.?

Una gran diferencia..
Enamorado  tiene  su otro lado que es des- en -amorado

Si amas a esa persona por lo que hace,
tal vez dejes de amarla si no  hace
lo que tu quieres o esperas que haga.

Pero si la Amas por quien  es,
no importa lo que haga,
porque la amas mas allá de su comportamiento

No hay día para Amar,
Ni para desmostar amor,