Conceptos

Ser normal…

SER NORMAL…

Todas las teorías de la personalidad dependen de la definición de la “normalidad“. Desde el punto de vista social esto no es posible, a menos que sea en función de un tiempo y lugar específicos -”esto es lo que las personas suelen hacer en este país “, no es igual a “lo que solían hacer en Siam en 1239″. Los psicólogos pueden utilizar una definición más congruente, aun cuando sea negativa: anormal será quien tenga una lesión mental tan seria que no pueda funcionar en su sociedad. Aun entonces, no puede existir una clara línea divisoria entre lo normal y lo anormal, sino sólo un intento por colocar a alguien en algún punto de la escala, cuyos extremos son lo normal lo anormal.

Lo “normal” cubre una amplia gama, aún desde el punto de vista del funcionamiento de nuestro cuerpo. En su trabajo, basado en las diferencias bioquímicas individuales, R. Williams pudo demostrar grandes variaciones en el tamaño, ubicación y funcionamiento de los órganos internos y de las estructuras nerviosas. Según Williams, los adultos jóvenes, saludables y “normales” pueden tener frecuencias cardíacas que varían de 50 a 105 latidos por minuto, cuando la capacidad “normal” de bombeo del corazón va de 3.15 a 11.9 cuartos por minuto.

Si una glándula tiroides se activa demasiado, la persona bien puede volverse irritable, nerviosa e insomne. Si, por alguna razón, la glándula pierde cierta actividad, la misma persona se vuelve apática e indiferente Cuando la comprobada serie de diferencias bioquímicas se combina con una gran gama de experiencias personales de gran singularidad, resulta casi imposible hallar líneas de referencia “normales” para la conducta humana. Añádanse a esto las influencias culturales y subculturales y se podrá ver qué tan complejas son las definiciones de la normalidad. Por ejemplo, lo que en nuestra cultura podría ser una conducta exageradamente “anormal” -masturbarse en público- es aceptable entre los ashanti del oeste de África.

La congruencia

El hecho de que seamos incongruentes en nuestra conducta, es congruente en si mismo. La mayoría de las personas pueden ser generosas y mezquinas, sociables y tímidas, amigables y hostiles. Sabemos esto de nosotros mismos y, no obstante, a la mayoría nos gusta clasificar a las personas basándonos en alguna característica obvia que creemos predominante.

Alguien que conocemos “siempre” está contento, triste, animado, es gracioso o algo similar. Lo que queremos decir es que es congruente en su conducta hacia nosotros (y, si no lo es, decimos que hoy no parecía estar “de humor” o que “se veía diferente”).

Lo que no sabemos es cómo se comporta con los demás. El infame agente de policía encargado de dirigir el tráfico -quien nunca tiene una buena palabra para nadie- bien puede ser un bromista en el bar, un samaritano en el club juvenil de la localidad y un intelectual entré los miembros de su club de ajedrez. También existe muy poca congruencia de una situación a otra. En condiciones diferentes nos comportamos como si fuéramos otra persona.

Anuncios

Dar Amor

El amor latente no le importa si una persona es negra o blanca, hombre o mujer,
borracha o sobria, esto o aquello.

El amor latente es una expresión  del corazón  espiritual, que no conoce limitaciones,
condiciones o restricciones.

Cuando miras a alguien  a quien amas mucho,
puedes sentir este amor hermoso, claro, que fluye.
Cuando sabes que el amor perdurara sin que importe lo que suceda en este mundo físico,
ese amor es puro,

Cuando ves padres con niños pequeños o bebes,
a menudo los ves compartiendo la pureza del amor.

Su amor es tan poco complicado, tan poco exigente, tan puro.

Esa pureza es la esencia del amor.
Toma esa esencia y dasela a todos y a todo.
No pongas ningún limite.
Dar AMOR intensifica tu AMOR.

Una pareja por internet

Hay diversidad en cuanto a relaciones en pareja, ¿quién no habrá pasado por la idea de conocer a alguien que este fuera de nuestro alcance o que ya lo hizo? , ya sea por carta como al principio se hacía o por Internet como lo es en la actualidad, entre mas pasa el tiempo más gente se va conociendo por este medio, es muy común  conocer al que vive del otro lado de la ciudad.. ¡o del país¡ haciendo un tanto difícil la relación.
Difícil en el sentido de que si una pareja normal conlleva un ritual casi imperceptible y muy necesario para un buen funcionamiento, pasa lo mismo por Internet sin la química no pasara nada ya que es muy importante que haya una coneccion entre dos personas.
 Cuando conocemos y tratamos a alguien, esa química provoca que se dé inicio a una relación formal o informal, pero cuando esa relación se da por Internet aunque interactúes con aquella personita del otro lado del monitor y parezca que todo va viento en popa, al momento de conocerse físicamente, echa por suelo todo lo iniciado, con el monitor cualquiera hace química, pero así no es como funcionamos, nuestras costumbres, el medio donde crecimos, con quien vivimos, con quien convivimos hacen de cada uno de nosotros un ser diferente, y para hacer pareja debemos de conocer a alguien con esas diferencias parecidas, suena antagónico pero así es la vida en pareja.
Podremos llevar un tanto mas allá la relación donde posiblemente uno de ellos no este del todo conforme con dicha unión, ya sea por los gustos o actitudes que hagan difícil la convivencia, dando por terminado esta relación.
Habrá quien si desee llevarla al extremo, vivir una relación como tal pero, ¿ por cuánto tiempo y cómo?, si no hubo buena química por parte de uno… o de los dos, esa relación se volverá insoportable con el tiempo para uno o para los dos, si eres muy tolerante, paciente y sumiso en cualquier lado vivirás eternamente.
Así son las relaciones por Internet, si no conoces a tu media naranja seguirás besando sapos.

La voluntad de AMAR "Juan Edgar Palacios Tapia"

 Amar no nace de la nada,
ni se encuentra espontáneamente,
no surge desde los mas recónditos lugares dentro de nuestra alma…
No la extraes después de hervir tu sangre una y otra vez

Amar no se acompaña de recuerdos hermosos
y acciones heroicas,
finales felices, príncipes azules
o mujeres en torres…
amar es en verdad mucho más endeble.

Amar se ensalza en romanticismos épicos
y palabras aderezadas.
la cubres con un manto de inconsciencia
y  de sentir sin sentido…
cuando tiene más lógica
y es un tanto cuanto más simple

“Amar es solo mera y llana voluntad de amar”
así es de frio…

“Juan Edgar Palacios Tapia”

No importa cuanto ames…solo hazlo¡

No importa cuánto ames ni a quiénes ames, el amor  es un sentimiento que puede surgir bajo cualquier situación, pues el verdadero amor se encuentra en nuestro interior. Quien siente amor por dentro, sabe exteriorizarlo y es capaz de sentir amor por aquellos que lo necesitan.
Existen muchas formas de sentir y expresar el amor, no teman hacerla, porque lejos de cometer un error están dando su cara más competente a la vida. ¡Todo lo que hagan, háganlo con amor!
El amor está hecho de pequeñas cosas¡ más que de grandes expresiones.

En el Amor y el sexo

El amor y el sexo  acaparan buena parte de nuestras vidas.
Hombres y mujeres sorprendemos, deleitamos y pedimos no ser decepcionados. Pero  no siempre  atienden nuestros ruegos, y los caprichosos vaivenes  de uno y otro  nos proporcionan no pocos quebraderos de cabeza, cuando no nos sumen en el mas absoluto desconcierto.
En definitiva, podría decirse que nos pasamos la existencia  como simples aprendices  de amantes.
¿Porque algo tan natural debe crearnos tantas inestabilidades?
No confundas el amor con los placeres del sexo. Te parecerás  como a aquellos turistas que creen conocer bien una ciudad por que han visitado  su parque de atracciones.
Mejor soportar la soledad hasta encontrar el amor que encontrar el sexo y maquillarlo de amor.