¿Porque te necesito?


Los padres demasiado ansiosos pueden transmitir esta característica a sus hijos y si como medida defensiva son sobre protectores, enseñan a sus hijos a vivir en un mundo donde la ansiedad es una norma.
Si durante la infancia el niño sufre serias enfermedades, la relación con sus padres se vuelve mucho mas intiman y al alcanzar la adolescencia y el matrimonio, el o ella, no sabrá o tendrá poca habilidad para adquirir independencia.
Las figuras paternales demasiado autoritarias que no permiten a sus hijos tomar decisiones, tampoco permiten desarrollar el sentido de independencia.
La rebelión a los padres lleva implícito la aparente amenaza de que se corte la fuente de amor y el soporte emocional. Para el hijo de padres dominantes la carencia de soporte emocional en la vida puede ser insoportable si no imposible.
Semejantes limites a la libertad de un joven, crean sentimientos contradictorios: amor y hostilidad.
La presencia de soporte origina amor y la falta de independencia hostilidad.
Al contrario, cuando una persona es independiente, autónoma y sabe controlarse se habla de madurez emocional.
Si el hijo mimado, decide casarse e irse a vivir a casa de sus padres, la dependencia continua.
Y los padres, consiente o inconscientemente absorberan a su hijo tanto o mas que antes. De modo que la pareja se sentira distanciada y uno de los integrantes ignorado, provocando amargos resentimientos.
Es una pareja destinada al divorcio. Lo mismo se puede aplicar a los hijos afectos a mudarse con esposa o marido, libros, muebles y utensilios, pero cerca de la casa de mama y papa. A todo esto, aunque padres y suegros no se lo propongan, tienen tanta necesidad del soporte emocional de los hijos como estos de sus padres, terminando por destruir la pareja.

Una característica de la dependencia emocional se hace visible cuando una de las partes tiene imperiosa necesidad de la presencia física de su compañero.

La presencia de este aleja los temores a la soledad. Durante la soltería, el trabajo, los amigos y la familia satisfacen las necesidades emocionales.
Pero, en el caso de la mujer, cuando después de casarse deja de trabajar y pasa el día a solas, tejiendo y destejiendo, no es extraño que descargue su ansiedad con hostilidades premeditadas o impulsivas, hacia el marido.
El panorama es mas oscuro cuando dos rebeldes se ponen de acuerdo y deciden casarse. dos jóvenes que vienen huyendo de padres demasiado autoritarios o que se casan porque buscan mas libertad y encuentran la salida en el matrimonio.
Con el tiempo, después del placer de haberse liberado de los mayores, trasladan la búsqueda de libertad al matrimonio. Todos los viejos temores a ser dominados resurgen ante las mutuas imposiciones.
Las necesidades de independencia divorcio si ambos no se aceptan, dejando atrás el peligro de sentirse dominados.
El psiquiatra Jack Dominian, investigador griego, cataloga como mas común a la pareja donde uno de los integrantes es dominante y el otro sometido. cuando el sometido alcanza la madurez y el dominante no acepta el cambio, se presenta el mayor grado de desentendimiento que termina en divorcio.
La adquisición de independencia es esencial para poder compartir la vida con la persona que se ama.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s